Aceites y Vinagres

Oligueva 0,5L

Comprar aceite Oligueva

Oligueva representa la incursión de Bodegas Emilio Moro en el mundo del aceite. Se elabora con olivos ubicados en el valle del Esgueva, la finca posee 5 hectáreas y la variedad u tilizada para su elaboración es 100% Arbequina.

Cantidad
Fuera de stock
8,65 € IVA incl. Entrega: 1 a 3 semanas

Nota de cata

Vista: Aspecto opalescente de color amarillo verdoso cubierto con irisaciones metálico-verdosas en su capa fina.

Nariz: Aromas elegantes de hierba recién cortada, hojas de té frescas, y tostados de almendra dulce.

Boca: Envolvente, elegante y untuoso. Prolongado postgusto a tomates verdes y almendrados. Equilibrado y armónico.

Elaboración

Vinificación: Este proyecto persigue devolver a la zona de Valladolid su antigua actividad aceitera. Durante mucho tiempo, este territorio elaboró buenos aceites aunque, con el paso de los siglos, este hábito fue desapareciendo. En su compromiso por la tradición, la familia Moro se une a un grupo de amigos para formar el accionariado de Oligueva y, de ese modo, rescatar este mundo apasionante. El olivar: La finca posee 25 hectáreas propias. La agricultura es integrada, eliminando la utilización de productos químicos de síntesis. Con ello se obtiene un aceite final libre de residuos. Se busca la excelencia del producto. La variedad es la arbequina, es un árbol pequeño, que resiste bien los fríos y la sequía, y que se hace árbol relativamente temprano. Las arbequinas son aceitunas pequeñas, pero muy apreciadas por su precoz entrada en producción, con un periodo medio de maduración entre la segunda semana de diciembre y la segunda de enero, elevada productividad y buen rendimiento graso. La recolección se realiza en cajas de 300 kilos y se transporta hasta la almazara para descargar seguidamente en la tolva de recepción. El aceite: La primera añada fue en 2007, exclusivamente elaborado con la variedad arbequina. Se trata de un aceite que presenta aromas de hierba recién cortada, hojas de té frescas, y tostados de almendra dulce. Equilibrado y armónico.

Novedad
Tipo
Aceite
Vinificación
Este proyecto persigue devolver a la zona de Valladolid su antigua actividad aceitera. Durante mucho tiempo, este territorio elaboró buenos aceites aunque, con el paso de los siglos, este hábito fue desapareciendo. En su compromiso por la tradición, la familia Moro se une a un grupo de amigos para formar el accionariado de Oligueva y, de ese modo, rescatar este mundo apasionante. El olivar: La finca posee 25 hectáreas propias. La agricultura es integrada, eliminando la utilización de productos químicos de síntesis. Con ello se obtiene un aceite final libre de residuos. Se busca la excelencia del producto. La variedad es la arbequina, es un árbol pequeño, que resiste bien los fríos y la sequía, y que se hace árbol relativamente temprano. Las arbequinas son aceitunas pequeñas, pero muy apreciadas por su precoz entrada en producción, con un periodo medio de maduración entre la segunda semana de diciembre y la segunda de enero, elevada productividad y buen rendimiento graso. La recolección se realiza en cajas de 300 kilos y se transporta hasta la almazara para descargar seguidamente en la tolva de recepción. El aceite: La primera añada fue en 2007, exclusivamente elaborado con la variedad arbequina. Se trata de un aceite que presenta aromas de hierba recién cortada, hojas de té frescas, y tostados de almendra dulce. Equilibrado y armónico.
Vista
Aspecto opalescente de color amarillo verdoso cubierto con irisaciones metálico-verdosas en su capa fina.
Variedad de uva
Arbequina
Productor
Bodegas Emilio Moro
Origen
Valladolid (España)
Boca
Envolvente, elegante y untuoso. Prolongado postgusto a tomates verdes y almendrados. Equilibrado y armónico.
Nariz
Aromas elegantes de hierba recién cortada, hojas de té frescas, y tostados de almendra dulce.

BODEGAS EMILIO MORO

Emilio Moro nació en 1932 en Pesquera de Duero, una de las comarcas vinícolas más codiciada de España. Siendo niño pisaba la uva en los lagares de su pueblo, y a los 14 años vendía junto a su padre cántaras de vino en la zona. Eran tiempos en los que el mosto se almacenaba en aquellos viejos lagares antes de pasar a los toneles de madera.

En 1987 Emilio y sus hijos, José y Javier, decidieron elaborar y comercializar sus propios vinos, apostando por viñas de clones autóctonos de Tinto Fino, frecuentes en las parcelas más viejas del lugar.

Hoy en día poseen unas 200 hectáreas propias, fundamentalmente situadas en Pesquera de Duero. En ellas se selecciona el mejor material genético para las nuevas plantaciones, siempre de la variedad Tinto Fino, la única con la que se elaboran los vinos de esta bodega.

En 1998, Bodegas Emilio Moro suprimió de sus vinos la catalogación de Crianza, Reserva y Gran Reserva. Desde entonces, cada vino tiene su nombre, personalidad e identidad, con el fin de alcanzar la máxima calidad. Exponente de ello son los diferentes reconocimientos que ha obtenido la bodega tanto en el ámbito nacional como internacional.

Suelen decir que tienen fe en su trabajo. Son un equipo unido, una familia que comparte una misma pasión desde hace 3 generaciones. José Moro lo refleja de forma muy clara al recordar su infancia: "Cuando captas eso desde pequeño, ese cariño, ese sacrificio, te queda una consistencia y un orgullo por tu familia que perdura toda la vida". Trabajo, entrega y humildad son la base del sueño que la familia Moro consiguió hacer realidad.

Bodegas Emilio Moro

Foto: Parque de barricas de Bodegas Emilio Moro.

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:
Producto añadido a la lista de deseos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más