Bodegas Casa Maguila

BODEGAS CASA MAGUILA

La Casa Maguila es una de las jóvenes bodegas de Toro responsables de la revolución en favor de un vino que encuentre su tipicidad en los aromas frutales de la Tinta de Toro, y no exclusivamente en su tanino y su robustez.

Jesús Peña, su fundador y alma mater, defiende con pasión que "la columna vertebral de los vinos de Maguila es la fruta y la acidez de la uva que les da suavidad, sabrosidad y longitud", y considera que esa es "la riqueza" del vino. Por el contrario, los atributos clásicos del Toro, su "volumen, equilibrio y tanicidad que le aportan la estructura", no están en su lista de prioridades a la hora de elaborar sus tres primeras marcas: Cachito Mío, Quizás y Angelitos Negros.

Historia

El curioso nombre de la bodega es un homenaje de Jesús Peña a su padre, a su abuelo y a su bisabuelo, quien fue el primero en recibir ese apodo en su pueblo de origen. Los Peña siempre han sido los Maguila en el pueblo de Cáceres del que son originarios, donde el abuelo Maguila hacía compatible la elaboración de vinos con otros muchos negocios. Heredero de su espíritu inquieto y empresarial, Jesús Peña ha fundado esta bodega donde concentra toda su ilusión y su amor por el vino en un nuevo proyecto vital y profesional.

Cachito Mío, Quizás y Angelitos Negros son, casi no hace falta recordarlo, nombres de boleros célebres, que La Casa Maguila ha escogido para denominar sus vinos. Y eso porque Jesús Peña desde siempre se ha servido de la música para describir las profundas emociones y sensaciones que le producen los vinos.

El viñedo

El viñedo viejo y sufridor es otro de los puntos clave de La Casa Maguila. Durante los últimos años, la bodega ha buscado el viñedo más antiguo, los pagos más difíciles, las fincas más alejadas del agua, el suelo más arenoso, el terreno que reúna mayor cúmulo de circunstancias que logren molestar a la viña al punto de que su producción sea menos que escasa y por lo tanto de excelente calidad. Una uva que recoja la alta expresión varietal de la Tinta de Toro.

En distintas fincas de la Denominación de Origen, con viñas que van desde la centuria hasta los pocos años de antigüedad (que aunque hoy en día no se utilizan para la elaboración de vinos de la casa, sí son su futuro), La Casa Maguila mima las uvas, e incorpora prácticas respetuosas con la normativa ecológica si bien no están todavía etiquetados como tales.

Bodegas Casa Maguila

Foto: Viñedo de Bodegas Casa Maguila.