Bodegas Sonsierra

BODEGAS SONSIERRA

Bodegas Sonsierra fue fundada en enero de 1961 e inaugurada un año más tarde con el respaldo de 244 socios viticultores con una larga tradición vinícola en Rioja y 430 hectáreas de viñedo.

Hoy en día, esta bodega es la segunda cooperativa embotelladora de Rioja y constituye un ejemplo de coordinación y colaboración con 150 expertos viticultores que cultivan 570 hectáreas de viñedo.

Filosofía

Bodegas Sonsierra siempre ha sido una bodega pionera dentro de la D.O. Rioja y más concretamente en San Vicente de la Sonsierra, una zona donde se encuentran vestigios ancestrales de elaboración de vino. Fieles a esta filosofía, sus responsables se esfuerzan por realizar una viticultura cuidada elaborando únicamente con uvas procedentes de cepas propias, plantadas, podadas y vendimiadas por ellos mismos.

Viñedos

Sus viñedos se asientan sobre un relieve ondulado, en pequeñas parcelas y terrazas que abarcan desde los 420 metros en la zona baja del río Ebro hasta los 770 metros en las estribaciones de la Sierra de Cantabria. Las distintas altitudes se comportan de forma diferente ante lluvias y temperaturas, lo cual garantiza una magnífica maduración en al menos dos terceras partes de los viñedos, incluso en años de condiciones climáticas extremas, ofreciendo así una constante calidad y personalidad de los vinos.

En ellos se cultivan únicamente las variedades autóctonas y más características de Rioja: Tempranillo (en variedades tintas) y Viura (en variedades blancas). Aunque recientemente también se ha empezado a plantar como complemento la Tempranillo Blanco, una variedad por la que apuestan para elaborar vino blanco de la más alta calidad.

Los viñedos de Bodegas Sonsierra sobresalen por su vejez y calidad. Las vides más jóvenes tienen una media de edad de más de 20 años, y alrededor de una cuarta parte de sus viñedos (150 hectáreas) lo constituyen viñas viejas de entre los 30 y 130 años.

Gracias a este patrimonio vitícola la bodega puede obtener vinos de alta calidad, ya que estas vides tan longevas están más adaptadas 
a las condiciones del terreno y clima y tienen además la capacidad de moderar naturalmente su producción, generando una menor cantidad de uvas que el viñedo joven pero con sabores más profundos y definidos.

Bodegas Sonsierra

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más