Vinos
Viña Arana Reserva 2008

Viña Arana Reserva 2009

Viña Arana Reserva 2008

Un estilo propio que representa la finura y la elegancia de los vinos de La Rioja Alta S.A. Reserva de una añada considerada "muy buena" que destaca por ser elegante, de largo recorrido, con taninos suaves, envolventes y un final noble y complejo.

Cantidad
17,45 € Entrega: 1 a 3 semanas

Se caracteriza por su amplia versatilidad gastronómica. Arroces de carne, verduras, carnes rojas a la parrilla, estofados, asados, caza de pluma, pescado azul, setas, quesos semicurados, jamón Ibérico de Bellota.
Nota de cata

Vista: Color rojo cereza, de media capa, limpio y brillante, con incipientes matices iodados en el borde de la copa.

Nariz: De elevada intensidad aromática, complejo y elegante, con notas de fruta madura, caramelo y toffe.

Boca: En boca se presenta de medio cuerpo, muy redondo, con taninos sedosos, dulces y armoniosos, con una ligera acidez típica de esta marca. Retrogusto muy amplio, donde destacan los aromas y sabores de la cuidada crianza, nuez de coco y caramelo.

Elaboración

Viñedo: Rodezno y Labastida, situados entre los 500 y 600 m de altitud sobre el nivel del mar. Terrenos arcillo-calcáreos. Clima Continental - Atlántico. Rendimiento de 5.000 kg/Has. (34,43 Hl/Ha)

Vinificación: La fermentación alcohólica se desarrolló a temperatura controlada en 11 días, descubándose cuatro días después. La fermentación maloláctica se desarrolló en 44 días de forma natural. Los vinos pasaron a barricas de producción propia de roble americano de una edad media de 4 años, donde permanecieron durante tres años, siendo trasegados por el método tradicional de barrica a barrica cada 6 meses.

Novedad
Tipo
Tinto
D.O
Rioja
Robert Parker
90
Vinificación
La fermentación alcohólica se desarrolló a temperatura controlada en 11 días, descubándose cuatro días después. La fermentación maloláctica se desarrolló en 44 días de forma natural. Los vinos pasaron a barricas de producción propia de roble americano de una edad media de 4 años, donde permanecieron durante tres años, siendo trasegados por el método tradicional de barrica a barrica cada 6 meses.
Maridaje
Se caracteriza por su amplia versatilidad gastronómica. Arroces de carne, verduras, carnes rojas a la parrilla, estofados, asados, caza de pluma, pescado azul, setas, quesos semicurados, jamón Ibérico de Bellota.
Guía Peñín
94
Vista
Color rojo cereza, de media capa, limpio y brillante, con incipientes matices iodados en el borde de la copa.
Viñedo
Rodezno y Labastida, situados entre los 500 y 600 m de altitud sobre el nivel del mar. Terrenos arcillo-calcáreos. Clima Continental - Atlántico. Rendimiento de 5.000 kg/Has. (34,43 Hl/Ha)
Variedad de uva
95% Tempranillo, 5% Mazuelo
Productor
Bodegas Rioja Alta
Origen
Haro (La Rioja)
Boca
En boca se presenta de medio cuerpo, muy redondo, con taninos sedosos, dulces y armoniosos, con una ligera acidez típica de esta marca. Retrogusto muy amplio, donde destacan los aromas y sabores de la cuidada crianza, nuez de coco y caramelo.
Nariz
De elevada intensidad aromática, complejo y elegante, con notas de fruta madura, caramelo y toffe.
Envejecimiento
3 años

El 10 de julio de 1890, cinco viticultores vascos y riojanos alumbraron, en lo que se conoce como el Barrio de la Estación de Haro, la "SOCIEDAD VINICOLA DE LA RIOJA ALTA". Empezó entonces una apasionante aventura empresarial en la que aquellos fundadores tenían como única ilusión la elaboración y crianza de vinos de calidad. Con ese propósito contrataron al enólogo francés Alfonso Vigier, que tomó a su cargo la dirección técnica.

En 1941 la compañía adquiere su nombre definitivo: LA RIOJA ALTA, S.A. Un año más tarde se registró la marca que más renombre ha dado a esta casa: el "Viña Ardanza". Desde entonces, La Rioja Alta siempre ha defendido el espíritu creador de los emprendedores de 1890, y que sigue hoy vivo.

Bodega y viñedos

Los vinos de La Rioja Alta se elaboran en dos bodegas que se complementan. Una es la del barrio de la Estación de Haro. Es una bodega centenaria cuyas paredes guardan toda la tradición de los vinateros riojanos; un lugar idóneo para el reposo y la crianza. La otra bodega está situada en Labastida, y es moderna y perfecta para garantizar un perfecto proceso de fermentación.
La sociedad gestiona fincas con una superficie total de 473 hectáreas, de las que 360 corresponden a viñedos, mayoritariamente situados en los mejores pagos de la zona Rioja Alta. Los viñedos están plantados fundamentalmente en varios predios de suelo calcáreo de La Rioja Alta: Rodezno, Labastida, Briones, etc. Pero con objeto de disponer de la variedad Garnacha, la empresa también cuenta con 63 hectáreas en el término municipal de Tudelilla, (Rioja Baja).

La producción media de los viñedos es de 5.000 kg/Ha (34,4 Hl/ha), algo inferior a la autorizada en La Rioja (45,5 Hl/ha), lo que aumenta la calidad de las uvas. El 80% de esas viñas están podadas en "espaldera", y el restante (el 20%) en "vaso".

La variedad Tempranillo domina las plantaciones, pero en los últimos años se ha plantando Graciano, con la que se espera dar una personalidad especial a los vinos. Por supuesto, la Garnacha se sigue empleando para elaborar el Viña Ardanza con la garra y elegancia de siempre. A esta producción se une la de antiguos proveedores, magníficos viticultores, que aportan la calidad del fruto que requieren los vinos de esta casa.

Bodegas La Rioja Alta

Foto: Sala de barricas de Bodegas La Rioja Alta.

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:
Producto añadido a la lista de deseos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más