Whisky Premium
Glenmorangie 10 Años

Glenmorangie 10 Años

Glenmorangie 10 Años es uno de los wiskis escoceses más deliciosos y complejos del mundo. En nariz nos trasporta a un jardín italiano repleto de mandarinos, limoneros, manzanos, perales y melocotoneros. En boca, por su parte, destaca su sabor a vainilla, que se desliza como seda líquida por la lengua entre la efervescencia de los melocotones, las mandarinas y los limones.

Cantidad
29,65 €

Descuentos por Volumen
Cantidad Descuento Usted ahorra
3 3% Hasta 2,67 €
6 5% Hasta 8,89 €

Glenmorangie The Original 10 Años representa la elegancia, el espíritu floral y el pilar de Glenmorangie. Es un whisky single malt envejecido durante 10 años, resultado de mezclar un delicado destilado que surge de los alambiques más altos de Escocia con barricas de roble americano blanco de primer y segundo año.
Allí madura diez largos años en los que desarrollará un perfecto equilibrio entre la dulzura y la complejidad. El resultado es un destilado maduro que es suave, dulce y cremoso, perfecto para disfrutar en cualquier momento.

Novedad
Tipo
Whisky Malta
Productor
Glenmorangie
Origen
Escocia
Graduación Alcohólica
40,0%
Peso
FORMATO 70 CL *CON ESTUCHE HASTA FIN DE EXISTENCIAS.

Glenmorangie es una de las destilerías de whisky más respetadas de Escocia y, por extensión, del mundo. Su historia se inició ya en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando muchos destiladores británicos elaboraban sus licores en la clandestinidad acuciados por los altísimos impuestos con los que se gavaba a los fabricantes. Actualmente, Glenmorangie exporta su whisky a más de 120 países y está considerado como uno de los más deliciosos del mundo.

Orígenes

El nombre de esta destilería proviene de la palabra gaélica “glen” (que significa valle) y “morangie” (tranquilidad). En 1843, este fabricante obtuvo su primera licencia para elaborar whisky. Fue entonces cuando llevó a cabo una remodelación donde instauró la utilización de alambiques con enormes cuellos, que se siguen utilizando hoy en día y que producen un destilado de malta más ligero y puro. Estos alambiques deben ser sustituidos cada 15 años y forman parte del secreto de la creación de tan excelso whisky.

Técnicas

Glenmorangie se caracteriza por ser la primera destilería que utilizó vapor de agua en lugar de carbón para calentar esos alambiques, con lo que se evita los desagradables sabores que produce la ebullición de la malta cuando el calentamiento es desigual.

La destilería, que se asienta cerca de la localidad escocesa de Tain, en las Tierras Altas de Escocia, está formada por viejos edificios que pertenecen a 1843 y que albergan los almacenes de envejecimiento, con suelos de tierra batida que absorben la humedad en épocas lluviosas y humidifican el aire en las más secas. Para el envejecimiento de su whisky, Glenmorangie utiliza sólo barriles de roble ya usados que se reponen después de haberlos rellenado tres veces.

Tradición y familiaridad

La pequeña plantilla de Glenmorangie no llega a los 20 artesanos, un pequeño número que forma parte también del secreto de la fabricación de este whisky. La mayoría forman parte de una familia que ya ha trabajado para la destilería, de manera que se trata de una elaboración cien por cien artesanal y hereditaria.

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:
Producto añadido a la lista de deseos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más