Vinos Ribera del Duero
PSI 2011

PSI 2015

Comprar vino PSI 

PSI huye de nuevo de la extracción y del estilo ribereño más clásico para adentrarse en una versión más frutal, más fresca y más sutil de lo que estamos acostumbrados en esta D.O.

Cantidad
29,95 € IVA incl.

Descuentos por Volumen
Cantidad Descuento Usted ahorra
3 3% Hasta 2,70 €
6 5% Hasta 8,98 €
Carnes rojas asadas, estofados, caza de pluma, caza de pelo, quesos curados o jamón de bellota.
Nota de cata

Vista: Cereza picota oscuro con ribete violáceo.

Nariz: Recuerdos de suaves mentolados y otros tonos típicos de la crianza como la vainilla o los tostados. A medida que se oxigena, deriva en sensaciones de fruta (cereza picota) bastante fresca y sin sobremadurez. Notas finales de frambuesa y regaliz que desemboca en una explosión final muy frutal y agradable.

Boca: Con buen cuerpo, vuelve a estar presente la fruta, amplio, redondo, con taninos suaves y bien evolucionados, notas balsámicas en su largo final. Buena trama.

Elaboración

Viñedo: Proviene de 6 microparcelas dispersas de grandes zonas de la Ribera del Duero conducidas por viticultores asociados al proyecto y situadas a una altura de entre 800 y 900 metros. Cepas viejas de más de 30 años.

Vinificación: La vinificación del PSI fue realizada al 100% en grandes depósitos de hormigón, seguido de una fermentación maloláctica y una crianza, hasta el inicio de la primavera, en estos mismos depósitos de hormigón. PSI hizo su crianza durante más de un año jugando con un ensamblaje de barricas francesas usadas, grandes tinos y depósitos de cemento. Estos meses de crianza le permitieron afinar la madurez de sus taninos, concentrar su potencia frutal y definir su noble personalidad.

Nuevo
Tipo
Tinto
D.O
Ribera del Duero
Vinificación
La vinificación del PSI fue realizada al 100% en grandes depósitos de hormigón, seguido de una fermentación maloláctica y una crianza, hasta el inicio de la primavera, en estos mismos depósitos de hormigón. PSI hizo su crianza durante más de un año jugando con un ensamblaje de barricas francesas usadas, grandes tinos y depósitos de cemento. Estos meses de crianza le permitieron afinar la madurez de sus taninos, concentrar su potencia frutal y definir su noble personalidad.
Guía Peñín
93
Variedad de uva
Tempranillo
Productor
Bodegas Dominio de Pingus
Origen
Quintanilla de Onésimo (Valladolid)
Viñedo
Proviene de 6 microparcelas dispersas de grandes zonas de la Ribera del Duero conducidas por viticultores asociados al proyecto y situadas a una altura de entre 800 y 900 metros. Cepas viejas de más de 30 años.
Envejecimiento
12 meses
Vista
Cereza picota oscuro con ribete violáceo.
Nariz
Recuerdos de suaves mentolados y otros tonos típicos de la crianza como la vainilla o los tostados. A medida que se oxigena, deriva en sensaciones de fruta (cereza picota) bastante fresca y sin sobremadurez. Notas finales de frambuesa y regaliz que desemboca en una explosión final muy frutal y agradable.
Boca
Con buen cuerpo, vuelve a estar presente la fruta, amplio, redondo, con taninos suaves y bien evolucionados, notas balsámicas en su largo final. Buena trama.
Maridaje
Carnes rojas asadas, estofados, caza de pluma, caza de pelo, quesos curados o jamón de bellota.

BODEGAS DOMINIO DE PINGUS

Peter Sisseck nació en Dinamarca en 1962. Su relación con el mundo del vino en general, y en particular con Burdeos, le viene a través de su tío, Peter Vinding-Diers, conocido enólogo de la zona y propietario de un par de "châteaux" en la región de Graves: Domaine La Grave y Château de Landiras.

En la década de los 80, Peter comenzó a ayudar a su tío, quien en ese momento estaba revolucionando la producción de blancos con su trabajo en el Château Rahoul. 


Después de ayudar a su tío en la mítica añada de 1982, terminó la carrera de ingeniero agrónomo en Dinamarca a mitad de los 80.

Después de sus estudios, saltó a California, a la bodega Simi, en Sonoma, donde vio el contrapunto tecnológico americano, bastante diferente, (mucha más manipulación), a la aproximación francesa que ya conocía. A principios de los 90 aterrizó en la Ribera del Duero para hacerse cargo de la dirección técnica de una nueva bodega: Hacienda Monasterio. 




Durante sus estancias en Burdeos, Sisseck contactó con el grupo de gente más animado de la zona, más interesados en tomar copas y pasarlo bien que los estirados aristócratas del Médoc. Uno de estos amigos era Jean-Luc Thunevin, famoso ahora por haber iniciado el movimiento de "vinos de garaje", con su Valandraud. Otro de sus amigos, comerciante de vinos, proclama en su catálogo "beberé leche cuando las vacas coman uvas". Al verse cada vez más interesado por este nuevo movimiento revolucionario y sus nuevos vinos, y según referencias como Angélus, Le Pin, Cheval Blanc y Valandraud en el propio Burdeos, y Domaines Leroy, Dominique Laurent o el gran Henri Jayer en Borgoña, Sisseck se decidió a hacer algo fuera del estilo Hacienda Monasterio.

Y aquí surgió Pingus. 


Pingus es ni más ni menos que el apodo de la infancia de Peter, y es hoy en día, y con todos los honores, uno de los principales exponentes de estos "vinos de garaje".

Comprar vino Bodegas Dominio de Pingus

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:
Producto añadido a la lista de deseos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más