Vinos Rioja
Prado Enea Gran Reserva 2006

Prado Enea Gran Reserva 2009

Comprar vino Prado Enea

Es un vino elaborado con las variedades 80% Tempranillo, 20% Garnacha, Mazuelo y Graciano. Junto a las uvas del Torre Muga, las uvas de Prado Enea son siempre las últimas en entrar en la Bodega, con el objetivo de asegurar una maduración óptima.

Cantidad
40,50 €

Descuentos por Volumen
Cantidad Descuento Usted ahorra
3 3% Hasta 3,65 €
6 5% Hasta 12,15 €
Asados y patatas a la riojana.
Nota de cata

Vista: Rojo rubí intenso, seno cereza, tonos teja poco marcados en el borde. Poco evolucionado en color.

Nariz: Expresivo, bien definido en los rasgo de crianza y con recuerdos frutales. Base de frutas rojas bien maduras (ciruelas, grosellas) sobre la que se expone un bouquet de corte más bien clásico que va desgranando matices según toma aire en la copa; salen primero notas de buena madera (cedro, corteza fresca de acacia), después muchos matices especiados (canela, clavo, pimienta negra) y finalmente recuerdos de hojas de tabaco y de té para completar un conjunto que combina un claro carácter clásico con una vitalidad muy actual.

Boca: Equilibrado en la boca, con cuerpo y con nervio, taninos bastante trabajados por la crianza pero todavía con relieve y sensaciones de noble fuerza, centro consistente y lleno, viva y bien conjuntada acidez, maderas integradas, sabroso, expresivo y sugestivo en los aromas de boca, donde son aún más evidentes los finos recuerdos de uvas bien maduras, larga persistencia, final amplio que invita a un nuevo trago.

Elaboración

Viñedo: Arcillo-calcáreo y aluvial.

Vinificación: Junto a las uvas del Torre Muga, las uvas de Prado Enea son siempre las últimas en entrar en la Bodega. Con esto nos aseguramos una maduración óptima. La uva fermenta siempre en depósitos de roble de 10.000 Kg. de capacidad sin control de temperatura ni adición de levaduras. La maceración es variable pero puede prolongarse hasta veinte días. La crianza de este vino es de doce meses en depósitos de roble de 16.000 litros, treinta y seis meses en barricas de roble (mínimo), y treinta y seis meses (mínimo) en botella. Tras la crianza se realiza una ligera clarificación con clara de huevo fresco.

Novedad
Tipo
Tinto
D.O
Rioja
Robert Parker
96
Vinificación
Junto a las uvas del Torre Muga, las uvas de Prado Enea son siempre las últimas en entrar en la Bodega. Con esto nos aseguramos una maduración óptima. La uva fermenta siempre en depósitos de roble de 10.000 Kg. de capacidad sin control de temperatura ni adición de levaduras. La maceración es variable pero puede prolongarse hasta veinte días. La crianza de este vino es de doce meses en depósitos de roble de 16.000 litros, treinta y seis meses en barricas de roble (mínimo), y treinta y seis meses (mínimo) en botella. Tras la crianza se realiza una ligera clarificación con clara de huevo fresco.
Maridaje
Asados y patatas a la riojana.
Guía Peñín
93
Vista
Rojo rubí intenso, seno cereza, tonos teja poco marcados en el borde. Poco evolucionado en color.
Viñedo
Arcillo-calcáreo y aluvial.
Variedad de uva
80% Tempranillo, 20% Garnacha, Mazuelo y Graciano.
Productor
Bodegas Muga
Origen
Haro (La Rioja)
Boca
Equilibrado en la boca, con cuerpo y con nervio, taninos bastante trabajados por la crianza pero todavía con relieve y sensaciones de noble fuerza, centro consistente y lleno, viva y bien conjuntada acidez, maderas integradas, sabroso, expresivo y sugestivo en los aromas de boca, donde son aún más evidentes los finos recuerdos de uvas bien maduras, larga persistencia, final amplio que invita a un nuevo trago.
Nariz
Expresivo, bien definido en los rasgo de crianza y con recuerdos frutales. Base de frutas rojas bien maduras (ciruelas, grosellas) sobre la que se expone un bouquet de corte más bien clásico que va desgranando matices según toma aire en la copa; salen primero notas de buena madera (cedro, corteza fresca de acacia), después muchos matices especiados (canela, clavo, pimienta negra) y finalmente recuerdos de hojas de tabaco y de té para completar un conjunto que combina un claro carácter clásico con una vitalidad muy actual.
Envejecimiento
36 meses

BODEGAS MUGA

Desde antiguo la familia Muga tiene vinculación con la viticultura. Ya en 1870 Antonio y Baltasar Muga recibieron un premio a la calidad de sus vinos del entonces Ministerio de Fomento. Pero el origen de la actual bodega se remonta a 1932, cuando comenzó la elaboración de vinos en una bodega típica de la parte antigua de Haro, la capital de la Rioja Alta. 40 años más tarde, Isaac Muga Martínez compró un caserón del siglo XIX en el emblemático Barrio de la Estación de esa ciudad. Al poco, en 1969, murió y fueron sus hijos Manuel e Isaac, los encargados de tomar las riendas del negocio familiar, al que hoy se han incorporado los hijos de éstos.

Viñedo

Los viñedos de Bodegas Muga –El Estepal, La Loma, Baltracones, Sajazarra–, están enclavados en las faldas de los Montes Obarenes, en plena Rioja Alta, donde disfrutan de un clima peculiar. La singular geografía y orientación de las laderas, así como su ubicación en la encrucijada de los climas circundantes –mediterráneo, atlántico y continental–, se conjugan armónicamente para crear un espacio climático idóneo para la uva. Los suelos de esta zona son mayoritariamente arcillo/ calcáreos, pero se subdividen en pequeñas entidades con variedades en sus propiedades físicas y químicas, que proporcionan a cada predio una personalidad propia muy definida.

Este maremagno de influencias climáticas y suelos define un ciclo vegetativo largo en el que la uva y todos sus componentes cumplen una maduración delicada, prolongada y compleja. Sin duda, esto explica la elevada apreciación de esta zona vinícola. Aquí Bodegas Muga, posee 200 hectáreas de viñedos propios, pero controla hasta 150 más procedentes de otros agricultores. En estos terrenos se cultivan variedades como Tempranillo (que constituye la esencia de los vinos tintos), Garnacha, Mazuelo y Graciano, y Viura y Malvasia para los blancos.

Bodega

En sus cerca de 25.000 metros cuadrados todo gira alrededor del roble. Bodegas Muga dispone de cuatro salas de fermentación con 90 tinas de madera cuyas capacidades varían desde los tres mil hasta los quince mil kilos de capacidad. Gracias a este amplio abanico de posibilidades, se pueden vinificar individualmente las uvas en función de su calidad y viñedo de procedencia.

Bodegas Muga es una de las pocas bodegas españolas que dispone de su propia tonelería. Tres toneleros y un cubero se encargan de trabajar la madera de roble.

Bodegas Muga

Foto: Sala de barricas de Bodegas Muga.

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:
Producto añadido a la lista de deseos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más